La seguridad en el manejo del cromo

913414372
La seguridad en el manejo del cromo

Cuando recubrimos superficies de vehículos, mobiliario o materiales de electromedicina, y en general en toda nuestra actividad de recubrimientos electrolíticos en Madrid sur, tenemos que seguir muchas normas y precauciones para no dañarnos a nosotros ni al medio ambiente.

Los resultados, en resistencia a la corrosión y estética que conseguimos con los cromados, niquelados y cobreados lo valen plenamente, ¿pero sabes en qué consisten estas precauciones?

Te contamos algunas:

-          Los derivados metálicos son peligrosos cuando se produce polvo metálico. Si esto sucede, hay que llevar siempre protección y hacerlo en lugares especialmente habilitados.

-          Las manos siempre irán con guantes especiales para este tipo de trabajo.

-          Los ojos tienen que estar también bien tapados.

-          La limpieza de los lugares donde se aplican los recubrimientos tiene que ser habitual y se hará por riego siempre que se pueda, huyendo de la posibilidad de crear polvo suspendido (escobas, plumeros, etc.).

-          Los productos usados para hacer recubrimientos electrolíticos en Madrid sur siempre se dejarán cerrados en sus recipientes, para evitar vuelcos, contactos con la ropa o la piel y, muy especialmente, cualquier contacto con combustibles o elementos reductores. Los incendios que implican productos de cromado son peligrosos por la posibilidad de inhalarlos.

Cada producto tiene indicaciones específicas que conocemos bien en Cromados Jaeván.

Además de la seguridad, nos importa la estabilidad futura de los baños que aplicamos, para lo que contamos con la ayuda de la empresa Atotech, de servicios químicos, para analizar nuestro trabajo.

Así sabrás la densidad del baño que hemos hecho, la tensión superficial, las sales de formulación, contaminantes o aditivos, y te asegurarás de cumplir tú también con todos los estándares de calidad que te afecten.

haz clic para copiar mailmail copiado