El primer paso para la restauración de nuestro proceso comienza con el decapado y desniquelado de las piezas para eliminar impurezas y oxido.

Después pulimos todas las piezas ya sean de hierro, cobre, latón, acero inoxidable o aluminio, etc.

Mediante diversos procesos de pulido conseguimos un acabado sin picaduras y totalmente uniforme.

Siguiente paso el baño de electrólisis de cobre. Este penetra bien por toda la pieza y tapa la porosidad de los metales y evita la oxidación.

Terminamos el proceso con el baño de níquel por micras despues al baño de cromo que, igual que los anteriores, recubre finalmente la pieza dándole más protección y brillo, siendo su estado final de espejo.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted